Breve nota sobre la Universidad en Corea: el ánimo de lucro está prohibido por la Ley (Artículo 4)

 

Breve nota sobre la Universidad en Corea: el ánimo de lucro está prohibido por la Ley (PDF)

 

Lamentablemente, alguien, y quién sabe con qué intenciones, ha estado desinformando al Gobierno Nacional. Desde la presentación de la propuesta de reforma a la Ley 30 de Educación Superior por parte del Presidente Juan Manuel Santos, en marzo pasado, se nos ha ofrecido a Corea como uno de los mejores modelos de éxito de la Institución de Educación Superior con ánimo de lucro (IESAL). Lo han repetido los funcionarios de Ministerio de Educación Nacional (MEN) e invitaron, supuestamente para presentar su modelo, aunque no se le entendió nada, a un representante del Gobierno Coreano al Foro Internacional sobre Reforma de la Educación Superior de Abril 5 y 6 pasados. Lo ha repetido también el ex Viceministro de Educación Superior, hoy consultor, Gabriel Burgos.

En el proceso de investigación sobre las IESAL en que ha estado empeñado el autor desde hace varios meses, consultó sobre el asunto al Dr. Kim Won Ho, Decano de la Escuela de Posgrados en Estudios Internacionales de la Universidad de Hankuk, en su reciente visita a Colombia. Fue grande la sorpresa cuando el Dr. Kim respondió que en Corea todas las Universidades privadas son sin ánimo de lucro. Ante la incredulidad, la insistencia y las dudas expresadas por su interlocutor, el Dr. Kim prometió confirmar todo a su regreso a Corea. Y, en efecto, en pocos días, esta fue su respuesta: “En Corea, todas las instituciones de educación, hospitalarias, de bienestar social y religión deben ser ‘sin fines de lucro’. Estas instituciones se regulan por la Ley Civil en su artículo 32 y la Ley Médica en su artículo 33. Con las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con EEUU, surgió este tema; pero dado que en EEUU sólo 10% de las universidades son ‘con ánimo de lucro’, las negociaciones pasaron sin necesidad de cambio legal.”

Posteriormente el autor tuvo acceso al artículo “The expansion of higher education led by private universities in Korea” (1) de los profesores Jae-Eun Chae, de la Escuela de Posgrados en Educación de la  Kyungwon University, de Seúl, y Hee Kyung Hong, del Instituto Chino para la Investigación de Finanzas de la Educación de la Universidad de Peking.

En ese artículo se encuentra la afirmación clara de que “las Instituciones de Educación Superior privadas son establecidas solamente por corporaciones educativas sin ánimo de lucro”. Se encuentran también las rigurosas exigencias para garantizar la calidad de las nuevas instituciones y la evolución que ha tenido, a lo largo de una ya larga historia, el tipo de regulación aplicada por el Estado en un país donde la gran mayoría de la oferta de Educación Superior es privada (más del 80%). El artículo informa también sobre los subsidios gubernamentales directos a las universidades privadas, basados en desempeño. Y sobre el gran aumento reciente en créditos a sus estudiantes, incluyendo becas para los más necesitados.

Cabe resaltar en esta breve nota otra aseveración del artículo, en su sección de conclusiones: “Otra característica distintiva de la privatización en Corea es que las Instituciones de Educación Superior privadas están altamente reguladas por el Gobierno como bienes públicos”.

La de la Educación Superior privada en Corea es, en efecto, una historia de éxito. Pero ha sido siempre sin ánimo de lucro.

No se entiende la insistencia del Ministerio de Educación Nacional en sostener los artículos que legalizan las IESAL en la propuesta de reforma a la Ley 30. Todos los argumentos han demostrado ser deleznables. La teoría económica dice que son inconvenientes. Las inversiones prometidas no son más que ilusiones. La calidad de los programas que ofrecen es muy mala según se ha mostrado en Estados Unidos, México y Brasil; y las revueltas chilenas de estos días nos dicen lo mismo sobre la calidad de las IESAL de ese país. Y lo peor: en todas partes las IESAL dirigen sus programas de mala calidad a la población más pobre.

Además, la corrupción y la trampa parecen rondar a esta “industria” en varios países. En Chile acaban de cambiar a un Ministro por participar en una triangulación fraudulenta con la Universidad del Desarrollo; allá según la Ley, las universidades son sin ánimo de lucro; pero en muchos casos, conocidos por todo el mundo, se burla la ley con empresas paralelas usadas para sacarle el dinero a las universidades. En los Estados Unidos la historia de los escándalos de las IESAL es larga. Entre los recientes, se destacan uno que estalló en agosto de 2010 en el Congreso, que involucró a 15 de las más grandes empresas “holding” de IESAL. Y otro, en agosto de 2011, cuando la Fiscalía General de ese país, en conjunto con los gobiernos de cuatro grandes Estados de la Unión, demandaron a Education Management Corporation, la segunda “holding” de IESAL más grande de ese país, por obtener fraudulentamente US$11.000.000.000 (once mil millones de dólares) de ayuda federal para sus estudiantes entre 2003 y 2011.

 

Referencias:

1. Jae-Eun Chae and Hee Kyung Hong (2009). “The expansion of higher education led
by private universities in Korea”, Asia Pacific Journal of Education, 29:3, 341-355